13 de abril de 2011

No se Olviden (por Viviana Rivadeo Monteros)

No Se Olviden



El latido de nuestra tierra acelera el ritmo de nuestro latido, un grito que viene desde lo profundo nos agita el sueño. Están cavándole los huesos, el vientre, el corazón despiadadamente.
Somos responsables y miramos hacia otro lado sin saber que no existe ese lugar, porque donde miremos, nuestra tierra, esta sangrando. El agua que tomamos, la misma que les damos a nuestros hijos y pensamos sana y necesaria, es el agua contaminada que nos dejan las mineras.
Esto no tiene un punto de acuerdo, es necesario no quedarse callados y dejar de jugar a los ciegos. El hombre olvido que necesita del agua, del aire, del sol, de la tierra para sobrevivir, esta encandilado por luces que inventó para creerse poderoso, las mismas luces que nos precipitan en caída libre a la extinción.
Porque esto que parece un molesto murmullo, que de casualidad encontramos en el face (en la tele no lo verán jamás) sobre el daño de las mineras, es nada mas y nada menos que la destrucción de nuestros recursos naturales indispensables para la vida, para nuestra vida, la de todos...no la de unos cuantos. Trabajo y dignidad no es lo mismo que trabajo y contaminación. Cuando los hijos lloren y en su llanto este la marca de lo que nos dejan entenderán. Y será tarde.
¿Porque tenemos que esperar a que las cosas no puedan solucionarse?, ¿porque dejamos que nos roben y maten descaradamente mientras nos pagan el hospital, la escuela, la universidad?, ¿con que derecho nos toman por ignorantes si cualquier persona puede darse cuenta que hacer desaparecer un cerro no es un acto de poder ni es algo bueno?, es todo lo contrario, un acto absoluto de estupidez y destructivo para con nuestro mundo.
No quiero para mis hijos el destino que dejan las mineras. No quiero un gobierno cobarde que nos venda por monedas.
Esta es nuestra tierra, la única que tenemos y no podemos comprar ni inventar otra. Este es nuestra Argentina, hermosa en toda su extensión. No dejemos que nos destruyan aquellos que solo saben de muerte y de bolsillos llenos de espejitos.

Viviana Rivadeo Monteros - 13/ de Abril de 2011 - San Miguel de Tucumán





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada